Hola, soy Alberto Ruíz y una de mis funciones en Grupo Euro-CENTER es la de entrevistar a los candidatos interesados en trabajar con nosotros.

En la mayoría de ellas explico las funciones de una Correduría de Seguros y mi conclusión es que muy pocas personas saben cuáles son o desconocen algunas de ellas. La explicación es simple pero al mismo tiempo ilustrativa. La aprendí de mi maestro en este curioso mundo de los seguros Manuel Fernández Fernández, Director Técnico de Grupo Euro-CENTER.

Todo empieza analizando qué es una ASEGURADORA. Pensemos en ella como una empresa. Una empresa cuyo objetivo es exactamente él mismo que cualquier otra (excepto la empresa pública): GANAR PASTA.

Ahora analicemos que tiene que ocurrir para que una empresa sea rentable (GENERE PASTA). Fácil: solo tiene que conseguir que sus INGRESOS sean superiores o iguales a los GASTOS.

Ahora pensemos en la parte de los gastos. En esta parte sí existe una importante diferencia entre las empresas ASEGURADORAS y la mayoría del resto de empresas. Analicemos el peso que dentro de los gastos tienen los GASTOS FIJOS (sueldos, suministros, alquileres, amortizaciones, …, es decir los gastos habituales) y los GASTOS VARIABLES (en la mayoría de los casos, gastos de tipo extraordinario). En la mayoría de las empresas los GASTOS FIJOS son muy superiores a los VARIABLES y por ello el control del gasto se centra en el análisis de los mismos para evitar que se disparen.

Sin embargo, en las ASEGURADORAS, el gasto más importante ES EL VARIABLE: EL PAGO DE INDEMNIZACIONES POR SINIESTROS. En consecuencia, en las ASEGURADORAS, el control del gasto, se realiza principalmente ANALIZANDO LOS SINIESTROS y este ANALISIS es muy habitual que se realice BUSCANDO EL MODO de REDUCIR LAS CANTIDADES A PAGAR a los ASEGURADOS que sufren SINIESTROS.

Por tanto, cuando el asegurado sufre un siniestro, EL INTERÉS de ASEGURADO y ASEGURADORA es TOTALMENTE OPUESTO.

Mientras el asegurado espera una indemnización acorde al daño, la ASEGURADORA TRATARÁ REDUCIR ESE COSTE, incluso llegando al extremo: NO INDEMNIZAR NADA. Es lógico que así sea. Recuerda que la ASEGURADORA es “EMPRESA” y su “OBJETIVO”: GANAR DINERO, NO “PERDERLO”.

Ante esta situación, el asegurado se enfada y reclama su justo derecho, pero cuando esto se produce, el asegurado (un ridículo “puntito” – así es como yo lo suelo representar cuando hago esta explicación – )   se enfrenta a UN GIGANTE (LA ASEGURADORA). Las fuerzas de uno y otra están totalmente descompensadas.

Pues bien, para EQUILIBRAR ESAS FUERZAS aparece la figura del CORREDOR DE SEGUROS. (Art. 26, punto 3, de la Ley 26/2006 de mediación de seguros y reaseguros privados). “… vendrán obligados,…, en caso de siniestro, a prestarles su asistencia y asesoramiento”.

Hay más VENTAJAS de por qué contratar con un CORREDOR que iremos viendo en futuros Posts.

CONCLUSION, SIEMPRE contrata tu póliza a través DE UN CORREDOR DE SEGUROS. No pelees solo contra tu Compañía. Y ADEMÁS ahorrarás dinero. ¿NO ES LO MÁS INTELIGENTE?